Seguidores

lunes, 9 de agosto de 2010

Pescando por la semana

Luis y yo teníamos en mente probar suerte en el coto sin muerte de Mondariz, y el martes pasado, allá nos fuimos.
Por el camino nos encontramos con un panorama desolador. Una zona de monte se había quemado esa misma noche y el humo que desprendía el suelo, indicaba que aún quedaban restos vegetales por arder.
Esperemos que se traten de hechos puntuales.Una vez en el lugar nos cambiamos y fuimos caminando hasta la parte inferior del coto.
Desde la orilla pudimos divisar truchas y bogas en sus zonas predilectas.El río no bajaba mal de agua, pero las zonas de aguas paradas no serían fáciles de pescar, pues cuentan con una profundidad aceptable y los señuelos a elegir, tendrían que ser pesados.Después de varias persecuciones fallidas, salió la primera pintona de la jornada. Un joven ejemplar que se adelantó a sus compañeras las bogas.Cuando llegamos a una zona de corrientes con poco profundidad, decidimos probar con la mosca ahogada. Improvisamos unos aparejos para ir lanzando en las zonas prometedoras; los resultados no se hicieron esperar.Bajo la vegetación acuática se podían observar gran cantidad de alevines que buscan cobijo en zonas en las que no estén a merced de los depredadores.
Supongo que en su mayoría se tratarían de ciprínidos, pero algún salmónido también habría por medio.Después de varias persecuciones de truchas, una boga decidió entrar al engaño. A pesar de no ser una presa deseada, el equipo ultraligero hizo que disfrutara con su captura.En una zona más somera se volvieron a suceder las picadas y salieron algunas pintonas más, pero ninguna del tamaño que nos hubiera gustado.
Al entorno del coto le doy un 10, pero debería mejorar en cuanto a población piscícola se refiere.

Al día siguiente repetimos Luis y yo, pero esta vez caminaríamos por las rocas de la costa. Ya hacía algún tiempo que mi compañero no le dedicaba unas horas a las lubinas y con ese pretexto madrugamos para comenzar temprano.
Al poco tiempo de comenzar saqué este abadejo, que hizo que temiese por mi señuelo, pues se dirigió hacia unas laminarias de gran tamaño. Aún así logré ponerlo momentáneamente en seco, para después proceder a su devolución.Poco después Luis ya estaba con otro abadejo en la mano. Antes de devolverlo admiró la bella librea de este pez.
Ya nos habíamos librado del bolo y la jornada no había hecho más que empezar.No sé si la liberación de ambos peces provocó que varios barcos y lanchas comenzaran a ocupar la zona en la que nos encontrábamos, pero el caso es que estos empezaron a largar los aparejos de pesca en ese mismo lugar.En una zona en la que sólo había visto embarcaciones a mucha distancia, hoy estaban a tiro del señuelo en algunos casos.
No quería ser agorero, pero esto seguramente nos perjudicaría.
Un total de unas siete embarcaciones ocupaban una franja de costa de menos de un kilómetro.Tuvimos que cambiar de ubicación y arriesgar en otras zonas. Por suerte la estrategia funcionó y los peces comenzaron a picar.
En primer lugar Luis sacó una lubineta que desplegó su arsenal de defensa al verse sujeta por mi compañero.Y a continuación otro abadejo que emergió entre las laminarias para atacar el señuelo.
Ya estábamos de nuevo en el buen camino, por lo que nos olvidamos de la presencia de las embarcaciones.Al cabo de un rato sin picadas, estas volvieron a sucederse. Clavé un abadejo a escasos metros, el cual me sorprendió pues no esperaba que se encontrase en una zona tan batida por las olas.Y otro abadejo más sucumbió al mismo minnow.
Estos gádidos nos están alegrando muchas jornadas de pesca, pues es una de las especies junto con agujas y lubinas, que más pican con la técnica del spinning.El sol ya lucía en el cielo y decidí cambiar de señuelo. Un paseante bien movido, podía regalarme una bonita picada. Dicho y hecho, porque esta lubineta picó a unos 50 metros, de manera espectacular. La recuperación del pez fue excitante, ya que en ocasiones podía verla navegar entre las olas.Nuevas embarcaciones pasaban por el lugar, y esta debía tener algo interesante pues las oportunistas gaviotas volaban a escasa distancia.Me adentré en un lugar que me había proporcionado capturas días atrás y realicé lances en las zonas que estimé más oportunas.
Y no tardé en clavar otra lubineta. Tenía que estar con un ojo en el mar y con otro mirando la manera de desanzuelar la pieza, pues la zona era algo comprometida.Con el reloj marcando la hora de marchar, aún tuve tiempo de clavar una última lubineta.
Sólo eché de menos la picada de algún ejemplar mayor, aunque con las piezas que se habían sacado nos lo pasamos en grande.

6 comentarios:

  1. Muy buena crónica Jose, veo que te lo pasastes bien, muy bonita la 1º trucha.

    Un apunte, el cíprinido que muestras en una de tus fotos, se trata de un Cacho, date de cuenta de la diferencia de este y de la boga que pescaste en el Miño.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Aitor, la verdad es que lo pasé muy bien en sendas jornadas.
    Creo que el ciprínido es una boga. No se aprecia bien la dispocición de la boca, pero diría que era una boga. Aún así no pasa nada, pues el objetivo eran las truchas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Mira esta foto, se trata de la boga que pescaste en el Miño : http://3.bp.blogspot.com/_nptgqgKXaW8/TFMp2UogmOI/AAAAAAAADho/lxaqn4tkKlk/s1600/P7241381.JPG

    Y después mira la foto del cacho que muestras en tu entrada, no se parecen en nada jeje, cambian las escamas y el color.

    Saludos y por cierto, que librea más bonita tienen esos abadejos

    ResponderEliminar
  4. Aitor, fíjate en la cantidad de variedades de boga de río que existen: http://es.wikipedia.org/wiki/Chondrostoma
    Además que según el ambiente en el que los peces vivan, estos pueden presentar alguna variación.
    Me parece que de ahora en adelante me referiré a ambas especies como "peixe", jejeje.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hno. de los anzuelos, jose:
    Lo que se dice, a puro spinning y con premios.
    Qué precioso entorno natural el coto de Mondariz.
    Por muchas pescas más.
    Un abrazo y,...
    Un afectuoso sapukay.-

    ResponderEliminar
  6. Pero que linda semana. Suerte de ustedes quee stan en verano y pueden pescar... Acá todavía hace frio, incluso ayer nevo y arruino lo que se iba presentando como un buen fin de semana... Así que nos quedamos dentro de casa, será atando.

    Saludos y aprovecha que podes pescar.

    ResponderEliminar