Seguidores

domingo, 20 de julio de 2014

Pesca extrema en las alturas

José Antonio y yo teníamos pendiente un reto, y en esta ocasión quisimos llevarlo a cabo.
El desafío consistía en pescar un tramo que ya conocía, pero con la dificultad añadida de que intentaríamos llegar más lejos que nunca. Esto implicaba que una vez en el lugar, hubiera algún sitio por el que salir, ya que se trata de un tramo de río salvaje en toda regla.
El Google Earth te permite calcular el itinerario y ver el perfil por el que nos íbamos a mover. Sin embargo no te indica nada de las piedras resbaladizas, el tojo, las zarzas o de los bañistas que nos íbamos a encontrar por el lugar.
 Al poco de comenzar observé un lagarto verdinegro al que le eché el guante para fotografiar, si bien su actitud amenazante me dio a entender que no le hizo gracia jejeje.
 El sol implacable en lo alto del cielo, calentaba las rocas hasta puntos verdaderamente molestos al tacto.
Las aguas estaban tan claras que podíamos ver las pintonas a bastante distancia, si bien ellas hacían lo mismo.
Nos encontramos varios bañistas en el río, puesto que el día invitaba al baño o simplemente a tomar el sol.
 Le comenté a mi compañero que en este río hay innumerables marmitas de gigantes. Unas perfectamente circulares con más o menos profundidad, algunas enormes y hasta pudimos encontrar a dos de estas formaciones, comunicadas entre sí.
 En los pozos profundos se divisaba alguna trucha de buen tamaño. Intenté engañar alguna con un vinilo montado sobre una cabeza plomada. El interés inicial parecía ser buena señal, pero los restantes lances no hacían que los peces tomasen el engaño.
 En las orillas del tramo hay vestigios de molinos y de un puente, que han ido manteniéndose a lo largo de las décadas. La necesidad de la gente para lograr el sustento, les hacía aventurarse en zonas inhóspitas.
 Las sombras comenzaron a ganar protagonismo. En ese momento empezaron las picadas por parte de los peces y en ese preciso instante estábamos cerca del lugar más lejano al que había llegado, unos 20 años atrás.
 Sin embargo los problemas de otras veces volvían a nosotros. Peces extremadamente bravos que se defienden con agilidad, repitiendo saltos fuera del agua.
 Pero no todo iban a ser malas noticias. Al final comenzamos a llevar algunas capturas hasta nuestras manos. Pintonas que crecen con lentitud a base de sustentarse de lo poco que ofrece la roca desnuda del cauce.
Llegó el momento en el que el sol desaparecía tras las cumbres. Esto me preocupaba, porque no teníamos salida desde el río. Tocó caminar río arriba, haciendo los lances justos, pues por encima de todo, era necesario encontrar un camino.
Nos topamos con un cartel que señalizaba el límite inferior de un tramo libre sin muerte, y junto a él, un arroyo de escasa entidad. Dicho cauce nos proporcionaría la salida, así que lo seguimos mientras pudimos.
 Al final, hubo que pincharse y sudar de lo lindo ladera arriba para llegar hasta la carretera. Desde ahí ya sólo sería caminar hasta el coche que nos esperaba un par de kilómetros más abajo.
Una auténtica odisea, para nosotros, pues no contábamos con el tiempo suficiente.
 En estas cumbres la luna se percibía más grande de lo normal, por lo que quise inmortalizar el momento.
Al final fueron poco más de 4 kilómetros de recorrido que nos ayudaron a coger algo más de fondo de cara a las jornadas de pesca en el mar y que nos regalaron con bellas y bravas truchas.


Os recomiendo ver el vídeo en HD y con el volumen no muy alto jejeje.

             

20 comentarios:

  1. Menudos paisajes Josiño, una verdadera maravilla de la naturaleza sin duda... Un abrazo maestro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estar allí ya merece la pena. Y por eso volveré.

      Saludos

      Eliminar
  2. Bestial josiño, el mejor video de pesca que he visto este año, la peña que andaba por alli arriba lo debio de flipar cuando os vio aparecer enfundados en el H3 y con botas y cañas, la ostia, y ademas es de lo que mas me gusta de la pesca, lo de la escalada a huevo de paredes de roca, solo que yo ahora solo lo practico en ambientes marinos, por lesiones la montaña quedo ya muy atras y vaya que si se coge fondo, enhorabuena por las capturas por la adrenalina y mil gracias por compartir la experiencia, el paisaje precioso...y luego dicen que la pesca no es deporte jajajajajajaaaa, un saludo Josiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya piropo para el vídeo jejeje. La gente alucinó al mirar que con aquel sol alguien se aventurase a pescar y más subiendo por donde lo hicimos. Y cogiendo fondo aquí, el mar se lleva mucho mejor.

      Saludos

      Eliminar
  3. no paras un momento...muy guapo el video..un saludo Jose..

    ResponderEliminar
  4. Que bien os lo pasais, ojo con alguna escalada xD, enhorabuena a los dos por esas bonitas pintonas, espero que ese paraje, siga asi por muchos años mas. Nos vemos esta semana para otra escapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la escalada hay que tener cuidado, aunque en verano se lleva mejor que al inicio de temporada.
      Hablamos pues.

      Saludos

      Eliminar
  5. Precioso rio con su flora y fauna todavia intacta, creo reconocer ese lugar, es mas y pescarlo muchas veces con cebo natural, sus pozas ya ultimamente utilizadas como piscinas naturales pero que sigue manteniendo su bravura en su curso alto para alegria y solaz de la retina de los amantes de la naturaleza.
    Un saludo Josiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues apostaría que cuando lo conociste (este río o el que sea), estaría mejor que a día de hoy en muchos sentidos. Sin embargo, no me quejo jejeje.

      Saludos

      Eliminar
  6. Menudos paisajes y el río muy chulo, aun quedan muy buenos lugares, sobre todo por todo el norte, a ver si siguen así muchos años, enhorabuena por esa fantástica jornada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría que este lugar tuviera las truchas de antaño, pero para eso la administración debe cambiar algunas cosas. Por la importancia de este cauce, creo que se conservará bien en el futuro.

      Saludos

      Eliminar
  7. menuda caminata os pegasteis Josiño,hasta yo quede cansado,je,je ni el último superviviente,impresionante las vistas,eres un fenómeno de la naturaleza,a seguir asi meu un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caminata de las buenas, pero porque el lugar merece la pena, como has podido ver.

      Saludos

      Eliminar
  8. Pesca alpina si señor!! Para la próxima arnés y cuerda, muy guapo el río, sacar alguna en esa zona la ostia.
    UN SALUDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con arnés y cuerda no tiene emoción jejeje. Sacar alguna pintona siempre anima a volver, si no los equipos de pesca los dejamos en casa.

      Saludos

      Eliminar
  9. Otro río guapísimo Josiño y el vídeo espectacular, a seguir así!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con tu apreciación y me alegro que te guste el vídeo.

      Saludos

      Eliminar
  10. Hay que reconocer que muchas veces la pesca se convierte en un deporte de riesgo, pero por lo menos se hace ejercicio. Ánimo y a seguir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ejercicio del de verdad en algunas ocasiones. Pero bueno, hay que ser prudente y saber cuales son nuestras limitaciones.

      Saludos

      Eliminar